Conversación 2: seguimos con “Esquemas mentales” limitadores de la transformación

Valorando el texto de este segundo capítulo -para nuevas incorporaciones a la lectura compartida, el libro es Guías para la transformación de Maite Darceles-, me surgen las siguientes cuestiones, algunas de las cuales ya he puesto de manifiesto en comentarios anteriores:
  1. Necesidad de transformar el hecho de que las tomas de decisión se producen fuera del proceso productivo: tal y como especifican los chicos de Obea -aquí presentes en la lectura compartida- en algún texto que he tenido ocasión de leer, es necesario adoptar el principio de “Federalismo y subsidiariedad”. Esto es, que los problemas se solucionen allí donde surgen, que se aborden las tomas de decisiones contando con quienes despúes habrán de estar implicados.
  2. Tanto el modelo organizativo imperante como los supuestos mentales que lo fundamentan están en el imaginario social. Ahí es nada. Entonces, ¿cómo abordar el trabajo de desmontaje de estos esquemas mentales? Fuera de la empresa o entorno en el que se está trabajando esta transformación, ¿se fomenta el “desencanto” por este nuevo modelode trabajo? ¿Qué nos dicen nuestras familias y amistades cuando les hacemos saber que estamos valorando un cambio de modus operandi en nuestro día a día laboral? ¿Tal vez nos dicen “vete a trabajar y déjate de problemas”, “que decidan otros”, “tú oir, ver y callar….”.
  3. La separación del trabajo físico del trabajo cognitivo lleva incluso a diseños espAciales en nuestras empresas según este criterio. En empresas industriales, es habitual el “arriba y abajo”: en las oficinas de arriba los que piensan, y en planta, abajo, los que producen. En empresas donde las instalaciones no permiten un arriba-abajo, es frecuente utilizar “el ala noble de la planta” para la Dirección y resto de Staff directivo. Tras una puerta, los departamentos afines a Dirección -Administración, Sistemas integradosde Gestión, Recursos Humanos…. despachos-, tras otra puerta, el resto…
  4. Crisis. ¿Saben nuestras empresas funcionar en tiempos de incertidumbre? Si se ha idealizado la planificación, el control, los datos cuantitativos actualizados al minuto…, ¿cómo se trabajará cuando nada -o poco- de esto sirva?
3 comentarios
  1. Maite Darceles says:

    Entonces la pregunta es: ¿podemos hacer algo para que esto no sea así? ¿alguien está avanzando para que esto sea menos así? ¿quién? ¿cómo? ¿dónde? ¿qué hace? ¿qué podemos aprender de estas experiencias? ¿qué puedo hacer “yo” desde mi marco de realidad? ¿qué es empresa = territorio agresivo? ¿hablamos también de un centro educativo bajo esa identificación? ¿y de una administración pública? ¿y de una fundación sin ánimo de lucro dedicada a I+D+i? ¿queda alguien fuera?
    Lo que subyace es que hay unos supuestos mentales imperantes sobre organización, gestión, esencia del trabajo, que, mientras no consigamos cambiar y transformar así las organizaciones, estamos generando contextos agresivos y destructivos en lugar de cooperativos y creadores de riqueza social.
    Un abrazo a los dos,

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>