El movimiento se demuestra Innov-ando

He inaugurado el curso laboral con un buen desayuno. Dicen que es recomendable empezar el día con buen pie y bien alimentada…
De la mano de Ribate (que ha mudado su marca y ahora son RBTConsulting), me invitaron el viernes a un desayuno “conversacional” que se encuentra dentro del proyecto Taller práctico de innovación que comparten RBT y Citilab. Otra vez me encuentro con Citilab, años después de aquella visita que hicimos a Cornellá.
Y la verdad que ha merecido la pena. Tras unos meses de haber estado fuera de saraos varios, me ha gustado ver que sigo compartiendo algunos ramalazos críticos con el modo en el que se enfoca la innovación en las empresas. ¡Qué bien pensar que no me he quedado oxidada, como Igartiburu!
Alrededor de la mesa: Beaz, Bianditz, el EVE, Ona y la Asociación de Empresas del Duranguesado. RBT, Citilab y yo. En el centro de la mesa, una frase sacada del libro “Innovación 2.0. ¿Por qué cuando hablamos de innovación nos olvidamos de las personas?” que venía a decir algo así como que la innovación se había muerto en 2008 de tanto mal-usarla. Como el amor de la Jurado.
Y sí, parece que había consenso en el desayuno. A continuación, listo algunas de las principales ideas recogidas que, si lo piensas bien, tampoco son tan innovadoras. Son purita lógica:
  • la innovación es una actitud crítica permanente y no la mera compra de maquinaria
  • la innovación no ha de estar en un departamento, noha de ser asignada a una persona o a un grupo pequeño de personas
  • es necesaria una transformación cultural, pero la política (la que hace la clase política a través de las y los políticos) es la que marca las agendas de las empresas, es quien marca tendencia
  • ver la innovación como el fruto de una invención lleva a pensar que las organizaciones necesitan personas inventoras, lo que limita que quien no sea vea con tales capacidades ni intente hacer eso que se llama innovación
  • se busca medir la innovación, hacerla tangible, se crean indicadores, hasta Hacienda mide la innovación de las empresas contribuyentes… ¿pero de verdad los indicadores son indicativos de algo?
  • innovar surge de hablar con las personas de la organización y con los clientes
Surgieron muchos debates de éstas y otras afirmaciones (sobre el emprendizaje, el intraemprendizaje, el paro juvenil, las políticas públicas, las modas del management, …), y todos ellos nos llevaban una y otra vez a concluir que el modo en el que se articulan las organizaciones, y por extensión las personas, capa la potencialidad de innovar que todos y todas tenemos. La actitud con la que somos concebidos desde la propiedad y la jerarquía, y la actitud pasiva con la que asumimos ese determinismo, mataron, seguramente nuestra motivación para innovar.
No creo en la resurrección en su sentido más global. Pero, yendo por partes, ¿por qué no revivir esa motivación? También llegamos a la conclusión de que, realmente, no es tan difícil… si lo intentas!!
(Foto de Kenneth Jansson)
(AÑADO: Aquí, la crónica oficial de estos desayunos innovadores)

 

4 comentarios
  1. ncuentra_silvia says:

    Citaron varios manuales (que yo desconocía) y la verdad que por lo fríos y academicistas que parecían (los manuales) no me han despertado las ganas de buscarlos. Seguro que los tuyos son más amenos! Igual no son ni un castigo… ;)

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>