Gutun Zuria o cómo sacar algo valioso de una conversación

Gutun Zuria es una iniciativa de AlhóndigaBilbao para los días 3 al 7 de febrero. Este año, en su segunda edición, gira en torno a Biografía-Autobiografía.

Esta semana se editarán y distribuirán gratuitamente biografías de personas como Gala, Fellini, Miguel de Unamuno, o Bassat. Y se celebrarán conferencias -gratuitas con invitación, o a 2€ sin invitación- en lugares tan llenos de arte y de historia como el Museo de Bellas Artes o el Guggenheim. (Al principo nadie acertaba a escribir “guguenjein” bien, ahora nos sale de corrido, como si lleváramos toda la vida escribiendo tan fastuoso nombre. Lo que son las resistencias!). Ismail Kadaré, Paul Preston, Nuestro Atxaga, Jorge Semprún….

Quería llamar la atención sobre uno de los párrafos que AlhóndigaBilbao ha incluido en la presentación del boletín y que explica el por qué de estos actos: “son personas que han vivido mucho, que han sufrido guerras civiles y mundiales, dictaduras de un signo y de otro que han repercutido dramáticamente en sus familias. Son personas que miran al futuro y a las que ni siquiera el horror les ha podido quitar sus ganas de vivir ni su sentido del humor. Son personas a las que escuchar y a las que preguntar para aprender, primero por su altura intelectual pero también porque de todas las experiencias se puede sacar algo valioso“.

Y termina diciendo: “aquellas palabras se han convertido en memoria y ahora nos toca a nosotros seguir las conversaciones de otra manera, con el ocio y la cultura como ejes para seguir tejiendo una parte de nuestra vida colectiva. Eso es lo que buscamos en AlhóndigaBilbao y en lo que ahondaremos a partir de su apertura en 2010: formas gratificantes y enriquecedoras de continuar nuestras experiencias“.

Que digo yo: es lo que busca AlhóndigaBilbao pero es lo que deberíamos buscar cada uno de nuestros días, ¿o no? Buscar y encontrar nuevas formas gratificantes y enriquecedoras de comunicar, de continuar experiencias, de sacar algo valioso. De enriquecernos con los demás y de enriquecerse el resto con nuestras vivencias. La pregunta sería: ¿Cueces o enriqueces? Que no se diga que sólo sabemos cocer… Enriquecer a fuego lento. Buen propósito vital, ¿o no?

Por si dan alguna receta especial o trucos de gourmet para distinguir una mera cocción de un buen enriquecimiento, ya he cogido invitaciones para cuatro conferencias. Espero poder ir a todas, pero a veces una se ve en la obligación de elegir entre dos planes. Y elegir bien…. también es un arte!
3 comentarios
  1. ncuentra says:

    Espero que hayas tenido más suerte que yo con la agenda. Fui muy optimista pensando que podría ir a tantos encuentros…
    Ya nos contarás si has podido acercarte, y en todo caso si has sacado alguna conclusión interesante.
    Saludos.

    Responder
  2. MaS says:

    buff, ya lo siento. Creo que eso de la crisis se da en los resultados económicos, porque lo que es en actividad…¡yo tampoco pude ir!
    bueno, voy a ver si leo algo enla red al respecto…
    Saludos, M.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>