Literatura del trabajo

perros-de-porcelanaÉsta es mi entrada número 100 de este blog. Y me gustaría celebrarlo dando cabida hoy a la literatura, una de mis grandes pasiones, y últimamente también mi gran olvidada. No hay tiempo para todo. Y como mi tiempo es limitado -entra en un reloj-, intento buscar aquellos atajos que me acercan en un mismo intento a dos o más de mis pasiones. Así que mezclo literatura y trabajo. Un coctel como otro cualquiera.
Gracias a Alfonso Vázquez, he sabido de la existencia de Marin Ledun, un investigador francés que vivió desde dentro de France Telecom la crisis de los suicidios de un buen número de trabajadores y trabajadoras. Tras esta experiencia, escribió un libro, una novela, Perros de Porcelana, en la que se acerca a la alienación de las personas que producen ciertas técnicas actuales del management, a la deshumanización, a la sumisión, etc. Espero encontrar tiempo este fin de semana para empezar a leer. Te recomiendo que leas esta entrevista que le hicieron. Potente la entrevista. Aterradora. Cada día me dan más miedo las hojas de excel de algunos departamentos de “recursos” humanos. Se me hielan los pies solo de pensarlo.
Y total, que tras haber encargado Perros de Porcelana, me ha dado por pensar que hay poca literatura, novelada, sobre el impacto que el trabajo tiene en la vida de las personas. Hay poca, o yo no la conozco, que también puede ser.
Hace ya un tiempo leí La mano invisible de Isaac Rosa. También un acercamiento novelado a las frías tareas que componen algunas profesiones y que, de repetitivas y deshumanizantes, provocan la necesaria evasión de las personas para no volverse literalmente locas. Es un experimento narrativo sobre un experimento alienante: cuenta como una serie de personas son contratadas por no se sabe quién para trabajar como mano de obra en algo que no tiene sentido.
Y tirando de memoria, en este blog ya reseñé hace tiempo Kanikosen el pesquero. Una obra de los años 20-30 que se centra en la dominación del proletariado japonés. Puedes encontrar aquí lo que escribí sobre ella. Y, de nuevo, la vida de su autor no tiene desperdicio tampoco.
Y mi recorrido no va mucho más allá sobre la literatura que pone en valor los procesos de alienación y deshumanización del trabajo. Hay muchas referencias literarias que pueden servir como metáforas, como guías para conocer cómo se dan los procesos de socialización y de relación de los grupos de personas, … hay muchas novelas de las que sacar lecciones y conclusiones. Y obras teóricas de reflexión, y hasta de autoayuda. ¿Pero literatura, novela, cuyo objetivo y trama giren sobre el trabajo y el papel que juegan-sufren las personas a través de él? Cine hay, Tiempos modernos es para mí una obra cumbre que no ha de parecernos que refleja un mundo tan lejano.
¿Pero literatura? Google no me ayuda mucho. O no hay referencias o no sé buscarlas. Te invito a utilizar este bloguecito que hoy cumple 100 para dar a conocer otras obras que conozcas. Hay novela negra, rosa, de aventuras, de las cicatrices, de iniciación, histórica, de viajes, erótica… ¿el mundo del trabajo, tan central en nuestras vidas y tan invasivo, no ha llegado a la literatura? La denuncia y necesidad de transformación no pueden permitirse el lujo de despreciar una vía de conocimiento tan valiosa como lo es la literatura. ¿O sí?

 

2 comentarios
  1. ncuentra_silvia says:

    La pregunta sería, Isa, ¿a alguien le interesa leer sobre ello? Igual la desafección por un trabajo mal entendido (pero en el que nos movemos) nos hace no querer acercarnos a él en el tiempo libre que tenemos para la lectura y la reflexión.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>