“Lo vital” de las empresas

La semana pasada hicimos un año de aquellos talleres donde un grupo de consultor=s conspirábamos -con la ayuda del Dpto. de Promoción Económica de la Diputación Foral de Bizkaia, Hobest y Eva Isasi- para hacer de nuestra consultoría una vía para transformar organizaciones, hacerlas más participativas y ubicar a las personas allí de donde nunca debieron dejar de estar: en el ADN de la empresa y no como un mero artilugio al servicio de la maximización de beneficios.
Fui con muchas expectativas sobre el re-ncuentro con colegas a los que hacía tiempo que no veía, pero cómo son las cosas que no siempre se cumplen las expectativas… Ambiente serio, concentrado, prisas por marchar… Será que el año toca a su fin y no hay apenas tiempo para relajar músculos…Sobre la experiencia de Mondragon Assembly que nos acercó Alfonso Vázquez-Hobest, ni un pero. Me gustó la franqueza en la exposición por parte de Luis María Imaz -su Director General- , el histórico que nos ayudó a centrarnos, el poder conocer los vaivenes organizativos de Mondragon Assembly. Una empresa que se dedica principalmente a la automatización de procesos, que cuenta con una plantilla de unas 180 personas que se encuentran distribuidas en varias plantas y que ha pasado por la experiencia “Saratxaga” con cierta desazón necesitando ahora reconducir la situación organizativa y de relaciones si quiere hacer frente a la complejidad de su negocio.

Txema Aizpurua/Kie Gestión y el propio Departamento de Promoción Económica a través de Mikel han hecho ya su crónica -la de Txema y la de Mikel-, del encuentro así que no las replicaré. Os invito a leerlas.

Me quedo con una pregunta que lanzó Mikel y que Luis Mari la asumió de un modo valiente. Ahí va la secuencia:
Mikel: (…) ¿Dónde está “lo vital” de las organizaciones?
Luis Mari: En el protagonismo que asume la persona en su relación con el cliente. La intraorganización es la que distribuye la pólvora internamente.

Y aquí es donde casi me caigo de culo a no ser porque estaba sentada y era complicado caerme de la silla. Me dejó “de un aire” la pregunta de Mikel -a menudo provoca en mí esta grata sensación!!- más que la respuesta: sobre todo porque siento la necesidad de contestármela a mí misma en cada organización que piso, en cada proyecto en el que participo. Sé que “lo vital” de las empresas o de los proyectos está en las personas, de ahí no me bajo, pero ¿en qué de las personas? Y mi vena empieza a latir con fuerza en el cuello, junto a la oreja al no encontrar una respuesta certera.

Es difícil hablar de conceptos tan amplios y ambiguos como “lo vital”, “el protagonismo”, “el conocimiento”, “las relaciones”, “los liderazgos”, “la transformación”… Pero es necesario alejarse del número porque a mí, el número, me aprieta.

Pero Luis Mari sí viaja al número, y quita presión a gerencias, direcciones generales, consultor=s… porque sigue diciendo que “toda la gente no acabará sintiéndose protagonista, pero si sólo se consigue con el 60% de las personas eso ya es suficiente”. Y así es como la contractura se deshace y te permite seguir cogiendo peso. ¡Adiós presiones! Obsesionarse con imposibles es tontería.

Pero… aún así… ¿dónde está “lo vital” de las organizaciones? Me gustaría seguir hablando de ello.

Rescato, por último, algunas frases de Luis Mari que me parecen muy oportunas:

  • Hay que saber gestionar las angustias de las personas de tu Equipo.
  • Llamar “cacharros” a las máquinas limita la sobrevaloración que l=s técnic=s hacen de la máquina en sí.
  • Más de 8 años en un mismo puesto no es bueno.
  • La clave está en ser ético: hacer lo que crees que tienes que hacer. También optimismo y también confianza y, después, saber reconocer cuándo te has equivocado.
  • Una vez al mes nos juntamos todas las personas de la planta. Al cerrarse un proyecto, el Equipo saca aprendizajes y se exponen al total de la organización.
  • Tener una vida personal estable es imprescindible para dirigir y hacerlo bien.
  • Un enfoque finalista dotando a la organización de equipos autogestionados, con lo que implican de polivalencias y de autogestión, y hacerlo de repente, tal vez sea lo que no funcionó en Mondragon Assembly en su momento.

Empresa real con casuística real. Si no se aprende de estas experiencias, ¿de dónde, si no?

(Foto: Vital Jacket. La camiseta con electrocardiógrafo)

1 comentario
  1. Anonymous says:

    Gracias Silvia por tratarme con tanto cariño. La propuesta que haces me interesa sobremanera y en la que quiero trabajar, así que ahí la tenemos.
    Abrazos (Mikel Ja)

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>