Vuelvo al fútbol como metáfora

Casi en los albores de este blog me atreví a hablar de Guardiola y de su estilo de trabajo. Ahora, releyéndolo, me parece un post larguísimo! Pero disfruto comprobando hoy que acerté aquel día cuando alabé sus maneras. Mal que me pese, porque uno de sus éxitos ha sido ganarle “La” Copa al Athletic!
Y vuelvo a Guardiola hoy, cuando ya se sabe que ha conseguido dos de los tres títulos posibles y vela armas para lanzarse a por el tercero. Y ¿por qué vuelvo a Guardiola? Porque en el mismo día que gana la Liga, osa decir lo siguiente: “La única clave es el talento, la disponibilidad de los jugadores. Con otros jugadores yo no sería campeón de Liga y ellos con otro entrenador sí. En otro equipo no hecho para ganar la Liga no la habría ganado. Un entrenador nuevo puede crear algo más de entusiasmo pero sin el fundamento básico, que es el suyo, no hay nada que hacer“.
Abran los oídos, líderes del mundo, líderes de organizaciones, líderes de barrios… “Con otros jugadores yo no sería campeón de Liga y ellos con otro entrenador sí”.
Tengo mis dudas al respecto, porque ya dejé claro que junto al talento de los jugadores estaba, por encima, el buen hacer de un nuevo estilo. Pero este estilo implica necesariamente, o así lo creo, realizar afirmaciones como las que hace Guardiola. Reparto de responsabilidades, sí, pero también salida por la puerta de atrás del líder para que el éxito sea realmente compartido y se pueda poner el foco sobre la totalidad del conjunto. Incluído él también, aunque se autoexcluya…
Y ahora hablo del Athletic. Del perdedor de la Final de la Copa del Rey 2009. Porque aunque repitamos que esta Copa la hemos ganado, no es verdad. La perdimos. Y -casi, pero no- me alegro de que así sea porque, como hablamos en una mesa del Woka Euskadi este lunes, con el Athletic se ponen de manifiesto valores que habría que intentar generalizar a otros ámbitos: ¿recibimiento masivo en loor de multitudes, reenganche infantil y juvenil a unos colores, ….? ¿por qué? ¿Por perder? No. Porque se quiso premiar el esfuerzo y la capacidad de generar ilusión. Por premiar el habernos permitido fijarnos objetivos altos y probablemente inalcanzables -pero motivadores!-, y permitir aun así el error. El no llegar, el quedarse con la miel en los labios. Hemos permitido fallar, se ha fallado, y no ha pasado nada. O sí…
En una sociedad orientada al logro, al éxito -muchas veces al éxito fácil-, al exhibicionismo de ese éxito, es verdaderamente innovador premiar lo contrario. Premiar el no llegar.
Innovar en personas, innovar en valores.
Yo no sé si premiar el no llegar está bien o mal. Pero habrá que probar para ver si sirve, ¿no? Seguiremos de cerca esta hipótesis: “haber perdido, haber sido reconocida la derrota, ¿va generar consecuencias positivas?”
Para acabar, antes de empezar el fin de semana reproduzco dos citas de Mario Benedetti que Oscar Garro -Dtor. Unidad De Calidad y Equipos de Innovación, de Ipar Kutxa- nos hizo llegar a las y los participantes del Woka organizado por Ipar Kutxa este pasado lunes, y que tienen mucho que ver con esta situación de crisis o “no sé qué” que nos rodea:
“En ciertos oasis, el desierto es sólo un espejismo”
“Cuando nos sabíamos todas las respuestas, nos cambiaron todas las preguntas”.
En esta semana con tintes literarios, empecé el lunes con Benedetti y acabo el viernes de nuevo con él. Me alegró oir en la radio que era un apasionado del futbol y que nunca negó su afición. Este comentario que hago es un guiño malvado para esas personas que, dándoselas de cultas, menosprecia a quienes hacemos del futbol un buen entretenimiento y algo más. Seguir el futbol no es patrimonio de los simples. ¡Hasta en él pueden encontrarse lecciones para una gestión eficaz! Sólo hay que saber leer entrelíneas. Como los jugadores de futbol sobre el campo….
3 comentarios
  1. Iñaki Murua says:

    No sé yo, Silvia, si los y las más jóvenes se ha enganchado al Athletic, o si donde existía la semilla rojiblanca anteriormente ha germinado e incluso florecido (esto lo he comprobado en casa)

    Por otra parte, algunos futbolistas y deportistas en general ya han estado dedicados y dedicadas a la asesoría.

    Saludo rojiblanco.

    Responder
  2. ncuentra_silvia says:

    @Iñaki, yo quiero pensar así! Y sobre la consultoría a la que ahora se dedican futbolistas y deportistas en general, créeme que nunca podré quitarles el puesto…. sus nombres pesan demasiado!

    Responder
  3. Álex García García says:

    Interesante blog. Gracias.

    Me gustaría resaltar las palabras que recoges de Guardiola: “Con otros jugadores yo no sería campeón de Liga y ellos con otro entrenador sí”. Y que tú muy bien anuncias, aunque tengas tus dudas.: “Abran los oídos, líderes del mundo, líderes de organizaciones, líderes de barrios…

    Desde luego, la forma en que se está enfocando el liderazgo hoy en día en el “management” creo que está haciendo mucho daño.

    Un saludo,

    ¿ABURRIDO DE TANTO LÍDER?
    http://alex-elusodesimismo.blogspot.com/2009/08/aburrido-de-tanto-lider.html

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>